Anestesia Chile

Información sobre la Anestesia y la Anestesiología, para pacientes y de manera sencilla.

Anestesia en Cirugía de Cataratas

Publicado en | agosto 14, 2012 | Por: | 1 Comentario

La Catarata es una enfermedad en la cual existe una opacidad del cristalino, el lente natural interno del ojo, que impide la correcta visión. La cirugía que corrige este problema se denomina Facoemulsificación (o “Faco” para resumir), y consiste en retirar el contenido interno opaco del cristalino, reemplazándolo por un lente artificial. Es una cirugía relativamente corta (30 a 60 min.), de baja complejidad y riesgo para el paciente. Normalmente se realiza de forma ambulatoria, y el paciente puede estar en su casa en algunas horas.

Como es un diagnóstico que se ve principalmente en ancianos, estos suelen presentar las enfermedades habituales de la edad, como hipertensión, diabetes mellitus, cardiopatías coronarias, arritmias, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y varias otras. Pero dado que es una cirugía superficial y sencilla, generalmente no hay mayores complicaciones, y estos pacientes pueden operarse sin grandes riesgos. Los estudios preoperatorios no son muy necesarios, pero podría solicitarse un Electrocardiograma, Hemograma y Pruebas de Coagulación.

Las técnicas anestésicas utilizadas en este tipo de cirugía son varias. Desde una Anestesia General, en un paciente claustrofóbico o que no puede estar tranquilo, hasta goteo con anestesia local. Eso dependerá del tipo de paciente y especialmente de los gustos y experiencia del equipo quirúrgico. Lo más habitual es el uso de Bloqueo Peri o Retrobulbar, en la cual, mediante un inyección por el párpado, se deposita la anestesia por el lado o detrás del globo ocular, con lo cual se consigue que se anestesia todo el ojo. Este tipo de anestesia puede molestar un poco (el pinchazo inicial y a veces algo de ardor en el ojo mientras hace efecto la anestesia).

Personalmente, utilizamos esta anestesia peribulbar, pero complementada con una pequeña y corta sedación con Propofol, la cual evita el dolor de la inyección. Al ser de muy corta duración, el paciente despierta a los 60-120 segundos, permaneciendo despierto el resto de la cirugía…pero con el ojo anestesiado.

Si tienen alguna duda con respecto a este tipo de cirugía, no duden en consultar. Respondemos a todas las preguntas (en la medida de lo posible).

Algunos videos informativos:

Que son las cataratas

Cirugía de Cataratas

¿Es mi anestesiólogo el adecuado?

Publicado en | mayo 20, 2011 | Por: | 4 Comentarios

Una duda que siempre tienen los pacientes es si el anestesiólogo que estará a cargo de su caso es el adecuado o no. Como es nuestra vida o la de nuestros familiares la que está en juego, queremos que sea el mejor, de manera que no haya posibilidades de un mal resultado.

En que fijarnos es lo que trataremos de responder.

Primero, debemos considerar que la gran mayoría de las cirugías en un paciente adulto y sano pueden ser manejadas por un anestesiólogo cualquiera sin mayor entrenamiento especial. Por lo tanto, para un paciente promedio, bastará con que el anestesiólogo este acreditado y certificado como tal, e idealmente sea miembro de una sociedad científica-gremial (como la Sociedad Chilena de Anestesiologia). Actualmente la certificación se realiza una vez al empezar la especialidad, pero en un futuro cercano es posible que se requiera recertificar cada 7 años. Este certificado acreditaría que el anestesiólogo esta al día en los avances de la especialidad y por lo tanto puede ejercer la Anestesiología.

En segundo lugar, tenemos pacientes un poco mas complejos, que podríamos llamar de subespecialidad (aunque casi no existen en Chile en teoría), como pacientes obstétricas complejas, neuroquirúrgicos, pediátricos, cardiovasculares o ambulatorios. En estos casos, lo mejor es informarse si el anestesiólogo está entrenado en esa área, ya sea por cursos, o por práctica de algunos años.

En tercer lugar, la práctica de la medicina, y por ende de la anestesiología, es un arte. Cada médico tiene su forma de hacer las cosas. Algunos prefieren la anestesia general, otros la regional. Algunos hablan y explican más, otros menos. Cada uno tendrá un modo de llevar la relación médico-paciente, por lo que es posible que un tipo de anestesiólogo sea bueno para algunos pacientes, otro para otros. Al pedir antecedentes de un anestesiólogo, será bueno por lo tanto, consultar cual es la forma que tiene de trabajar. Uno deberá buscar aquel con el cual se sienta más cómodo y seguro.

En cuarto lugar, como me han comentado algunos pacientes, siempre es bueno tener un anestesiólogo de cabecera, aquel que le ha dado anestesia a varios en la familia o varias veces al mismo paciente. Esto debido a que conoce al paciente, su historia médica, como responde a la anestesia y a las distintas drogas. Pero hay que ser flexible y considerar que dicho anestesiólogo, que ha operado varias veces a la abuelita y a otros adultos en la familia, puede no manejarse bien con los niños (como mencionábamos en el segundo punto), y sea mejor consultar con él si hay un anestesiólogo mejor en el área específica.

Por último, la medicina no es precisa. Siempre hay riesgos, eventos inesperados y posibles complicaciones que escapan de las manos hasta del mejor anestesiólogo. Como paciente, se debe considerar esto, y no tener expectativas desmedidas.

Otros »

Última actualización del sitio agosto 19, 2016 @ 16:56