¿Por qué es necesario el ayuno antes de la anestesia?

El estómago demora un tiempo variable en vaciarse. Puede tener restos de alimentos y, en caso de ayuno, tendrá líquido gástrico ácido y saliva. Este contenido puede subir por el esófago y pasar a la tráquea, bronquios y pulmones, generando un cuadro de obstrucción traqueal y/o bronquial agudo y a mediano plazo, una neumonitis aspirativa química, cuadros que pueden llegar a ser mortales.

Durante la anestesia general, el paciente no está despierto ni protege su vía respiratoria de ese contenido. No hay deglución ni tos. Es el anestesiólogo quien maneja por completo al paciente, y si hay contenido gástrico que se devuelve hacia la vía aérea, puede complicar bastante el manejo.

Por esta razón es que en anestesia general se solicita ayuno. En anestesia neuroaxial (raquidea por ejemplo) o sedación, también se solicita, porque si bien el paciente está más despierto, nunca se sabe cuando puede ser necesario convertir a anestesia general. O puede haber accidentes o complicaciones que hagan necesario el manejo de la vía aérea, como una alergia o prolongación de la cirugía.

¿Y cual es el ayuno necesario e ideal?

Diversos estudios han demostrado que los distintos líquidos y alimentos tienen tiempos variables de paso por el estómago. Mucho ayuno tampoco es bueno, ya que el líquido gástrico estará muy ácido. Por lo tanto las normas actuales de ayuno son:

2 horas para líquidos claros: agua, té, infusiones, jugos sin pulpa transparentes.

4 horas para leche materna

6 horas para alimentos livianos como pan, galletas, gelatina y leche de vaca.

8 horas para cualquier otro tipo de alimento, especialmente grasos y vegetales.

Existen algunos tipos de pacientes en que estos horarios se ven aumentados, como embarazadas y algunos con patología intestinal. Por otro lado, estos horarios se consideran para cirugía electiva. En una cirugía de urgencia estos tiempos no se cuentan y el paciente será manejado por el anestesiólogo como un paciente con el estómago lleno, corriendo un mayor riesgo.

¿Te has sometido a una cirugía? ¿Cuanto tiempo de ayuno te dijeron? ¿Te suspendieron una cirugía por no cumplir el ayuno alguna vez?

¿Puedo elegir a mi anestesiólogo?

En general, el equipo final es una cirugía va a depender de muchos factores. Si es una cirugía electiva o de urgencia, si es un paciente privado o del sistema público de salud, si es en alguna modalidad o convenio especial, etc.
Si hablamos del sistema público de salud, los médicos anestesiólogos, igual que el resto de los especialistas, están contratado por el Hospital y tienen un horario. Por lo tanto, el anestesiólogo que le toque será el que está en dicho horario asignado a su cirugía. No hay mucho que hacer ahí.

Distinto es una cirugía electiva en un paciente privado. En ese caso el paciente empieza eligiendo al cirujano que lo operará. Lo habitual es que dicho especialista trabaje en un equipo con uno o dos anestesiólogos de su confianza. Sin embargo, el paciente siempre puede solicitar a su anestesiólogo de cabecera, conocido o amigo. Y quedará a criterio del cirujano si dicho anestesiólogo puede o no administrar la anestesia para la cirugía. Ahí considerará el día y la hora y el tipo de cirugía, ya que hay algunos anestesiólogos que se especializan en algunas cirugías y no realizan cualquier tipo.

Por lo tanto, si se va a someter a una cirugía o procedimiento (privado) y tiene un anestesiólogo de cabecera que ya lo conoce, no dude en preguntarle al cirujano si ese anestesiólogo puede estar para la cirugía.

Anestesia en Cirugía de Cataratas

La Catarata es una enfermedad en la cual existe una opacidad del cristalino, el lente natural interno del ojo, que impide la correcta visión. La cirugía que corrige este problema se denomina Facoemulsificación (o «Faco» para resumir), y consiste en retirar el contenido interno opaco del cristalino, reemplazándolo por un lente artificial. Es una cirugía relativamente corta (30 a 60 min.), de baja complejidad y riesgo para el paciente. Normalmente se realiza de forma ambulatoria, y el paciente puede estar en su casa en algunas horas.

Como es un diagnóstico que se ve principalmente en ancianos, estos suelen presentar las enfermedades habituales de la edad, como hipertensión, diabetes mellitus, cardiopatías coronarias, arritmias, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y varias otras. Pero dado que es una cirugía superficial y sencilla, generalmente no hay mayores complicaciones, y estos pacientes pueden operarse sin grandes riesgos. Los estudios preoperatorios no son muy necesarios, pero podría solicitarse un Electrocardiograma, Hemograma y Pruebas de Coagulación.

Las técnicas anestésicas utilizadas en este tipo de cirugía son varias. Desde una Anestesia General, en un paciente claustrofóbico o que no puede estar tranquilo, hasta goteo con anestesia local. Eso dependerá del tipo de paciente y especialmente de los gustos y experiencia del equipo quirúrgico. Lo más habitual es el uso de Bloqueo Peri o Retrobulbar, en la cual, mediante un inyección por el párpado, se deposita la anestesia por el lado o detrás del globo ocular, con lo cual se consigue que se anestesia todo el ojo. Este tipo de anestesia puede molestar un poco (el pinchazo inicial y a veces algo de ardor en el ojo mientras hace efecto la anestesia).

Personalmente, utilizamos esta anestesia peribulbar, pero complementada con una pequeña y corta sedación con Propofol, la cual evita el dolor de la inyección. Al ser de muy corta duración, el paciente despierta a los 60-120 segundos, permaneciendo despierto el resto de la cirugía…pero con el ojo anestesiado.

Si tienen alguna duda con respecto a este tipo de cirugía, no duden en consultar. Respondemos a todas las preguntas (en la medida de lo posible).

Algunos videos informativos:

Que son las cataratas

Cirugía de Cataratas